miércoles, agosto 17

La CGT ordenó una virtual intervención de la Regional Villa Mercedes por los tironeos entre tres sectores que impiden la normalización

La CGT busca la normalización de la Regional Villa Mercedes pero la rosca por la lista de unidad continúa. Al momento hay tres partes en tensión, una que respalda al diputado por San Luis y dirigente de Plásticos, Carlos Ponce, otra encabezada por Darío Martinelli de Panaderos y una tercera que impulsan desde Sanidad y Jerárquicos metalúrgicos. Los detalles.

Tras la renovación de autoridades de la CGT, el encargado de normalizar las regionales designado en primera instancia por Antonio Caló y sostenido por el actual secretario general de la UOM Abel Furlán es Horacio Otero en su rol de Delegado Normalizador de la Secretaría del Interior.

Algunas más fáciles que otras, el proceso para reforzar el alcance federal de la central obrera avanza a paso redoblado. Sin embargo, se encontró con una traba inesperada en Villa Mercedes, San Luis.

Tras un mes de tiempo para negociaciones, el Plenario Electivo Normalizador tenía fecha para este miércoles 8 de junio pero no pudo ser. Desde la CGT se les había pedido a los dirigentes locales llegar a una lista de unidad por «norma y costumbre» para impulsar el diálogo y forzar la búsqueda de objetivos comunes pero las asperezas no se pudieron limar aún y la Comisión Directiva de la Confederación con firma de Abel Furlán, Carlos Acuña y Pablo Moyano ordenó suspenderlo.

En ese sentido, se facultó a Otero a designar a tres representantes para integrar una Comisión Normalizadora «con el propósito de alcanzar la tan ansiada Unidad de Conducción Regional». Asimismo, se le ordenó a Ponce «la inmediata restitución» de la llave de la sede y un inventario de bienes.

Según afirmó el dirigente de aceiteros Juan José Dominguez al portal Apuntes de San Luis: «En principio había dos grupos, el de (Darío) Martinelli (Panaderos) y el de (Carlos) Ponce (Plásticos) pero luego se integraron los de ATSA y de ASIMRA, generando la tercera pata del conflicto.«

La CGT ordenó una «intervención» de la Regional Villa Mercedes

Según Domínguez, Ponce aceptó no ser candidato a secretario general de la Regional Villa Mercedes para lograr la unidad con otro dirigente a cargo pero Martinelli se rehusó porque «busca la dirigencia». Esta demora en el acuerdo llevó a que llegue la carta que enviaron desde la Comisión Directiva de la Confederación: «Estamos intervenidos, en otras palabras», aseguró al mismo medio.

Desde SMATA, Juan Piturra se mostró confiado en lograr una negociación que permita la lista de unidad y declaró sólo «se necesita más tiempo para la normalización.» Y agregó: «También puede pasar que elijan a los tres normalizadores y a los días ya nos pongamos de acuerdo.»

Por su parte, Martinelli acercó a InfoGremiales una lista con las firmas de de 33 dirigentes locales que conformaron el Frente Sindical CGT en la Regional Villa Mercedes recolectadas para impulsar la organización de un proceso eleccionario como dice en la convocatoria que les enviaron desde la central el 16 de mayo. Pero tal como aclararon en el documento del 6 de junio, no es el espíritu que lleva la CGT a nivel nacional por lo que la negociación se alarga.

Martinelli aseguró en diálogo con InfoGremiales que «Quieren imponer a dedo y proscribirme. Me ven como un díscolo, un quilombero, pero yo llevo 5 años organizando el frente. Cuando vi que el problema era yo, me quise correr pero los compañeros consideran que tengo que ser el dirigente entonces insisto para que se respete a las mayorías».

Efectivamente en diciembre de 2019, él junto a otros ocuparon el edificio de la CGT Villa Mercedes en reclamo precisamente de la normalización de la regional.

Según el dirigente de Panaderos, desde la CGT buscan lograr una lista de unidad encabezada por el metalúrgico Víctor Gómez pero calcula que si se enfrentaran en una elección, el de la UOM no alcanzaría a ganar. Sin embargo no descartó una lista de unidad con Gómez como su secretario Adjunto.

Al ser consultado por las opciones frente a una posible falta de acuerdo, Darío Martinelli dijo: «No nos vamos a ir de la CGT, mi secretario general (Gastón Frutos) es el Tesorero de la CGT. En todo caso seguiremos como hasta ahora».

Por el momento el final es abierto, los dirigentes seguirán buscando puntos de acuerdo y minimizar las distancias cediendo lo menos posible.

1 Comment

Comments are closed.