sábado, septiembre 25

Karina Moyano sigue en campaña por la Provincia de Buenos Aires y pide que la política no los deje afuera de las listas

Karina Moyano, la hija del líder camionero Hugo Moyano, sigue en su recorrida de campaña por la Provincia de Buenos Aires y sueña con un lugar en el Frente de Todos. Visitó Olavarría y pidió que la política no los deje afuera del armado de las listas.

Karina Eva Beatriz Moyano, la mayor de las dos hijas del líder camionero, sigue en su recorrida de campaña por la Provincia de Buenos Aires moviendo el sello partidario Cultura, Educación y Trabajo (CET), que creo su padre, y ya pide abiertamente lugares en el Frente de Todos.

«Hoy estamos en una situación compleja con el Movimiento Obrero, siempre acompañamos y quedamos afuera del espacio», dijo ayer en una visita que realizó a Olavarría.

Como es costumbre, estuvo acompañada por Octavio Arguello, un ex diputado nacional, actual Secretario general CGT Regional San Martin y dirigente de extrema confianza de Hugo Moyano.

Karina Moyano, Hugo Moyano y Facundo Moyano

«Se busca la unidad con los gremios, y ser protagonista», agregó Karina en declaraciones que difundió el portal local Infoeme.

Karina es psicóloga social y ocupa la Secretaría de Género del Sindicato de Camioneros. Además, es quien supervisa personalmente la ayuda social que motoriza el gremio cada semana.

Desde hace un tiempo suena su nombre como la elegida para representar al moyanismo en las listas de las legislativas que se aproximan. Por eso sube el perfil y recorre de punta a punta la Provincia.

Karina es, además, la pata feminista de la familia Moyano. Promueve charlas de género, motoriza la participación de las mujeres en la vida sindical y se encarga de vigilar que haya lugares para ellas en el sindicato y en la vida partidaria del CET.

De hecho en su paso por Olavarría explicó que «hay compañeras que comienzan a formarse, porque es difícil integrarse como mujer en los sindicatos», y remarcó que quieren «sumar y capacitar a las mujeres para llenar los cupos políticos».