domingo, septiembre 25

El michelismo bonaerense también amenaza

El viernes pasado por la noche asumieron las nuevas autoridades de la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA) que conduce Pablo Micheli, en la seccional correspondiente a los partidos del conurbano San Martín y Tres de Febrero.

Con el mandato de los comicios del pasado 29 de mayo, Silvia Martínez es la nueva secretaria general de esa seccional y Pablo Puebla es el nuevo secretario adjunto.

En sus declaraciones, las nuevas autoridades se pronunciaron una y otra vez sobre un presente muy preocupante y avizoraron un futuro cercano muy negro. La nueva Secretaria General Martínez afirmó: “Se aproximan meses de mucho conflicto, no solamente en la Provincia sino a nivel nacional. Allí vamos a tener que estar presentes, poniendo el cuerpo como lo hicimos siempre”.

El propio Pablo MIcheli no sólo no puso paños fríos tras las declaraciones de Barrionuevo sobre un estallido para diciembre, sino que acusó al gobierno y reafirmó el rumbo confrontativo: «Con amenazas la Presidenta no nos va a asustar. Seguiremos con nuestros reclamos en la calle, ya sea con un paro o con una movilización. Avanzaremos solos o con la CGT. La idea es continuar con la unidad en la acción”.

Por su parte, Pablo Abramovich, ex titular de la CTA San Martín y Tres de Febrero, y hoy secretario adjunto la de la CTA bonaerense, también pronosticó crecientes conflictos: “Estamos muy preocupados por la situación que estamos viviendo en la Provincia y a nivel nacional. Toda la perspectiva sobre la economía, y la respuesta del Estado a la crisis económica, apunta a que va a haber cada vez más golpes contra los intereses de los trabajadores”, avizoró.