sábado, septiembre 18

De Bebote no se salva ni el Moyano bueno

Ayer la abogada del reconocido barra de Independiente Pablo “Bebote” Álvarez, Débora Hambo, reconoció que existe una relación entre su representado y Facundo Moyano , diputado nacional e hijo del flamante presidente del rojo. En distintas comunicaciones públicas la representante legal sostuvo que ambos «son amigos».

“Bebote” el domingo se hizo presente en las instalaciones de Independiente para depositar su sufragio en los comicios que consagraron a Hugo moyano. Había llegado al país luego de ser deportado de Brasil en un episodio que rozaba lo bizarro cuando lo capturaron disfrazado.

Al ser consultada sobre la relación del barra con Hugo, la abogada expresó no conocer cual es el vínculo, pero reconoció que sabía que “Pablo tiene buena relación con Facundo Moyano».

Cuando todas las fichas estaban puestas en que Álvarez iba a mencionar a Pablo, quien había tenido un paso recordado por la institución en la convulsionada gestión de Julio Comparada, que haya mencionado al “Moyano bueno” dejó perplejos a varios.

Es que la relación con barras y con patotas hasta ahora se pensaba que quedaba en manos de Pablo y Hugo y se creía que el rol de Facundo era más bien político y en los lugares de cuello blanco.

Sin embargo la relación entre “Bebote” y Facundo no es nueva. Los lazos se estrecharon cuando compartieron “aventuras” en el Mundial de Futbol de Sudáfrica, cuando el gremio sostuvo el viaje de ambos, junto con otros integrantes de la barra «del rojo» que pertenecían, por entonces, a Hinchadas Unidas Argentinas.

“El Facu” y “Pablito” decidieron realizar juntos, entre partido y partido, un zafari juntos que tenía un costo de 240 dólares por cabeza. La fuerte experiencia los unió y consolidó la unión entre ambos.

Los vínculos entre la barra del Rojo y los Moyano tiene su historia. Hace años la popular comenzó a poblarse por “los Camioneros rojos”, una fracción del gremio que empezó a hacer sentir su aliento y sus recursos. En poco tiempo se hicieron dueños de una porción importante de la barra. Tanta era se inserción en el sindicato que se encontraban en la sede del gremio los viernes y desde ahí programaban sus acciones futuras.

Los Moyano aportaron plata y sostuvieron viajes para que los violentos acompañen al equipo en varias ocasiones, tanto en el interior como en el exterior.

Hoy, en un nuevo acto de impunidad, «Bebote» dará una conferencia de prensa tras una máscara y quizás de más precisiones sobre sus amistades sindicales.