Cavalieri se aleja del kirchnerismo

El martes por la tarde cerró el plazo para la presentación de listas con miras a competir en las elecciones que se realizarán el 9 de diciembre en el Sindicato de Empleados de Comercio (SEC) seccional Capital. Ante la junta electoral se formalizó solamente una nómina, la que encabezará el histórico Armando Cavalieri, por lo que su continuidad en el gremio está garantizada.

Como adelantó InfoGremiales la semana pasada, el acuerdo entre Cavalieri y el moyanismo ya se había sellado, por lo que el sector de Oscar Nieva, apoyado por la CGT Azopardo, será parte del nuevo pacto de conducción del gremio.

Oscar Nieva se había enfrentado a «El Gitano» en 2011 cuando con su nómina respaldada por Hugo Moyano trató de quedarse con el bastión principal del líder mercantil. En aquel entonces los resultados fueron contundentes y las fuerzas de Cavalieri con eje en la «estructura del gremio» y en los pasivos obtuvieron la victoria por más del 70% de los votos.

Ahora la fracción del moyanismo se suma al gremio detrás del referente principal de los empleados de Comercio y comienza el proceso de acercamiento de partes, de cara a lo que se espera sea la reunificación de la CGT que se planea en el mediano plazo (primeros meses de 2015?).

Lo que termina de perfilar la definición política de «El Gitano» es su decisión sobre el lugar que le otorgó a la fracción kirchnerista. Es que los que perdieron más terreno en la nueva nómina son los referentes vinculados al Gobierno Nacional.

La conformación de la «lista de unidad» armada exclusivamente por Cavalieri parece ser un mensaje muy claro. El eterno conductor del sindicato ya avizora su traspaso a la oposición y por eso golpea a los dirigentes kirchneristas reacios a abandonar el oficialismo.

En lo que parece sólo un adelanto de su política futura, Cavalieri disciplina sus filas y les presenta su nuevo perfil más crítico con el Gobierno Nacional. Es que Armando ya está listo para hacer que nuevamente el gremio sea oficialista de quien asuma el año próximo.

Sin embargo esto no es una muestra de principios políticos sobre un modelo económico, sino una metodología de acción. Resulta que «El Gitano» cree que el ganador de las elecciones presidenciales de 2015 saldrá de las filas de la oposición y no quiere quedarse afuera del reacomodamiento de las estructuras de poder.

Veremos si este alejamiento del oficlialismo le trae consecuencias con sus pares de la CGT que comanda Antonio Caló y, fundamentalmente, con el sector de los gremios industriales que son los que más presionan para mantenerse leales al Gobierno Nacional.

2 Comments

Comments are closed.