Serían 400 los despidos en Atucha

Serían 400 los despidos en Atucha

Tras la llegada de los primero telegramas, un delegado confirmó que son 400 los puestos de trabajo en riesgo por el fin de una concesión y que el terreno destinado a Atucha III está sembrado de soja.

Según adelantó InfoGremiales en los últimos días, al menos 110 trabajadores fueron despedidos del proyecto Atucha IIIen los últimos días. Pero lo peor parece estar por venir. Es que Ernesto Simionato, delegado de ATE, aseguró que hay una paralización de las obras desde el cambio de gobierno.

Los despedidos eran empleados tercerizados de la compañía Nucleoeléctrica Argentina Sociedad Anónima (NASA) que tenía una concesión del Estado hasta marzo para desarrollar Carem, el primer reactor de potencia 100% argentino que se empleará en Atucha.

“Los despedidos no eran trabajadores de planta permanente y recibían un salario de entre 20.000 y 25.000 pesos”, explicó Simionato a El Destape, quien además contó que no saben el número exacto de despedidos, porque aún llegan telegramas con las desvinculaciones.

El delegado de ATE alerta que en marzo termina la concesión entre NASA y la Comisión de Energía Atómica, que depende del Estado. En caso de no renovarla, 400 operarios pueden quedar en la calle.

“El proyecto va a seguir, pero tenemos indicios de que el convenio se va a romper. Tememos por el futuro de los trabajadores, no sabemos si la nueva empresa los va a contratar”, agregó el delegado.

Las obras para comenzar a desarrollar Atucha III estaban previstas para el 2015, pero quedaron paralizadas con el cambio de Gobierno. Hasta el momento, sólo se adquirió el terreno para el desarrollo de la obra, pero ahora está sembrado de soja y hay que esperar a la cosecha -en mayo- para poder empezar con el desarrollo de la central nuclear.

“La demora en la obra ha hecho que queden sin empleo los trabajadores que se iban a dedicar al movimiento de tierra para que después se levante la central”, explicó Simionato, que teme que en los próximos días haya nuevos despidos.