Se agudiza el conflicto con los choferes y Villa Gesell no tiene transporte público hace dos meses

Se agudiza el conflicto con los choferes y Villa Gesell no tiene transporte público hace dos meses

Villa Gesell hace más de dos meses que no tiene transporte público. El conflicto se agudizó este fin de semana cuando la nueva concesionaria no pagó los 4 meses de deuda salarial y los choferes impidieron la salida de los colectivos.

Los trabajadores referenciados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA) reclaman al intendente Gustavo Barrera el pago de dos de los cuatro meses de sueldos que les debe el empresario anterior de la compañía El Último Querandí.

Para el concejal del Frente para la Victoria (FpV), Ignacio Paganini, de la misma fuerza política que el intendente, “no corresponde que lo pague el municipio porque además el Tribunal de Cuentas (bonaerense) no lo permite”.

“Sería lo mismo que en cualquier empresa de servicio público los trabajadores vayan al gobierno nacional o provincial y digan que les pague los salarios, porque los empresarios no lo hicieron,” adujo el concejal ante una consulta de la agencia Télam.

Dijo también que “los choferes tienen que pedirle que le paguen los sueldos adeudados al empresario anterior, no al actual, ni tampoco a la municipalidad.”

“No sólo que no se reanudó el servicio sino que la UTA hizo otra medida de fuerza e impidió la salida de los colectivos con lo cual no hubo servicio el viernes, hoy y ayer,” remarcó.

El viernes pasado, los choferes impidieron la salida de los colectivos de Nacus SRL, empresa que ese día comenzó sus actividades de transporte en Villa Gesell, por lo cual quedó interrumpido el servicio escolar, que en rigor era el único que a lo largo de esa jornada iba a realizar la nueva firma.

Según Paganini, “el servicio escolar está garantizado por un amparo que está incumplido porque la UTA no dejó salir los colectivos y la Provincia no mandó la policía para garantizar la salida de las unidades.”

“El Ministerio de Seguridad provincial debió haber garantizado los bienes y las personas del servicio escolar,” insistió el edil peronista.

En este marco, Paganini explicó que ayer la municipalidad realizó una denuncia a quienes obstruyeron el servicio de transporte, al considerar que se trata de “un delito penal” y adelantó que “si mañana no arranca el servicio escolar voy a hacer una denuncia en el Juzgado Federal de Dolores por incumplimiento del amparo que está presentado.”

En cambio, el secretario general de la UTA Roberto Fernández atribuyó la responsabilidad por la falta de servicio de transporte en ese distrito al gobierno local al asegurar que el intendente “no sabe manejar esta situación.”

“Le hemos llevado varias propuestas y no se ha encontrado ninguna solución y últimamente el señor intendente iba a formar una cooperativa con coches que no estaban en condiciones,” opinó el dirigente gremial.

En declaraciones a Télam, Fernández planteó que “nunca se verificó como correspondía si Villa Gesell podía tener una empresa de transporte con 30 o 40 trabajadores y si lo podía sostener por la cantidad de pasajeros que lleva la misma.”

“Nadie va a venir ahora a cubrir los salarios, porque esto es responsabilidad de la municipalidad que tendría que hacerse cargo (de los sueldos) y tomar el servicio, alquilando coches, alguna forma,” dijo al finalizar.