Profesionales de Servicio Social vuelven a movilizar contra la persecución sindical de Larreta

Profesionales de Servicio Social vuelven a movilizar contra la persecución sindical de Larreta

Arbitrariamente la gestión de Rodriguez Larreta cesanteó a 19 delegados de la Asociación de Profesionales de Servicio Social de CABA. Entre ellos está toda la Comisión Directiva del gremio. Es la segunda movilización para reclamar soluciones.

“Este conflicto expresa un ataque más del Macrismo a la organización sindical de los trabajadorxs, que tiene de trasfondo la aplicación de políticas públicas tendientes a privatizar el acceso a derechos constitucionales de la población”, señaló a través de un comunicado de prensa la Asociación de Profesionales de Servicio Social (APSS) de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

“El ataque directo a las formas de organización de los trabajadores es una condición necesaria para la avanzada de las políticas de ajuste y privatización (por ejemplo, la implementación del C.U.S -cobertura universal de salud- en el sector salud). Estas medidas adoptadas por el Gobierno constituyen un grave precedente y un atropello a la libertad sindical”, añadieron.

Por ello movilizarán hoy, por segunda vez desde que se disparó el conflicto, al Ministerio de Hacienda, en busca de soluciones.

La situación comenzó el pasado viernes 22 de septiembre cuando la APSS recibió una cédula de notificación del Ministerio de Hacienda del Gobierno de la Ciudad que representa un ataque directo a la organización sindical. Sucede que el escrito intentaba impugnar a los delegados electos el 28 de agosto, cuando se consumaron las elecciones para renovar la Comisión Directiva, Tribunal de Honor y Revisores de cuentas del gremio.

Para agravar la situación, la resolución de la gestión porteña cesantea de hecho a 19 trabajadoras, entre las cuales se encuentra la totalidad de la Comisión Directiva de la APSS, gremio de base que agrupa mayoritariamente a Trabajadores Sociales de Hospitales y Centros de Salud públicos de la CABA.

La decisión arbitraria del gobierno de Horacio Rodriguez Larreta implica dejar sin salario a las trabajadoras y pone en jaque la continuidad de la vida gremial, ya que va de suyo que los gremios pequeños no cuentan con recursos económicos propios para hacer frente a esta embestida.