Por los despidos en el Senasa, levantan los controles zoofitosanitario en las rutas de ingreso a la Patagonia

Por los despidos en el Senasa, levantan los controles zoofitosanitario en las rutas de ingreso a la Patagonia

Los trabajadores resolvieron levantar todas las barreras del control zoofitosanitario en las rutas de ingreso a la Patagonia. Es una medida de fuerza por el despido de 130 empleados del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa)

La protesta, definida por los trabajadores estatales agremiados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), de Río Negro, se extenderá hasta hoy, “cuando resolveremos los pasos a seguir”, dijo a Télam el delegado sindical por Senasa, Walter Wertmuller, quien además no descartó la posibilidad de proponer desde Río Negro un paro nacional para la semana que viene.

Ante la consulta, el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de Río Negro, Alberto Diómedi, dijo que “el Senasa está cubriendo los controles con personal alternativo junto a efectivos policiales rionegrinos”, y adelantó que se están realizando gestiones para que se transfiera la barrera del Senasa a la ONG Funbapa (Fundación Barrera Zoofitosanitaria Patagónica).

Según se informó desde ATE, de acuerdo con la resolución del plenario, se mantendrá la medida mañana de manera intermitente; cada 20 minutos se levantarán las barreras de Bahía Blanca (Ruta 3, Km 714); La Adela y Río Colorado (donde se llevó a cabo el plenario), La Japonesa (Ruta 152, Km 286), Casa de Piedra (Ruta 6); Medanitos y Puente Dique Catriel (Ruta 151); Desfiladero Bayo, Pata Mora y El Portón (Ruta 6), y Barrancas (Ruta 40).

Por su lado, la coordinadora de comunicación institucional de Senasa, Sandra Capochi, afirmó que “estamos siguiendo de cerca esta situación y respetamos el reclamo de los trabajadores, pero por el momento no se dispuso un vocero para hablar puntualmente de este tema”.

Wertmuller agregó que “la idea fue tomar la iniciativa desde Río Negro, ya que por la Regional Patagonia norte serían 3 los despedidos que se suman a un total de 130 en todo el país”.

“Estos son despidos totalmente arbitrarios, y están perjudicando al país”, señaló, y añadió que “nosotros tenemos un sistema bastante precario, porque tenemos un 20% del personal en planta permanente y el resto son todos contratados desde hace más de 10 años”.