Persecución gremial en Mauro Sergio

Persecución gremial en Mauro Sergio

Los trabajadores se reunieron con autoridades nacionales del gremio para avanzar en el cumplimiento de derechos laborales. El empresario Mauro Sergio Todisco, investigado en los Panamá Papers, había promovido una desafiliación masiva.

Entre la precarización laboral, el recorte de derechos y la persecución sindical que rige puertas adentro de Textilana, la situación de los casi 600 empleados de la fábrica es por demás delicada. Por ello esta la tarde los trabajadores llevarán adelante una asamblea en la puerta de la planta para compartir las novedades de la “positiva” reunión que días atrás los delegados mantuvieron en Buenos Aires con las autoridades nacionales del gremio que los nuclea.

Una comisión de la Asociación Obrera Textil (AOT) de Buenos Aires había prometido viajar a Mar del Plata para interiorizarse sobre los detalles del conflicto de la empresa cuyo dueño es el empresario italiano Mauro Sergio Todisco, recientemente involucrado en la investigación internacional de Panamá Papers.

Entre otras cosas, un problema de salud del secretario general a nivel nacional demoró el encuentro, que finalmente se concretó antes de este fin de semana pero a la inversa: un grupo de trabajadores de la ciudad viajó a Capital para reunirse con el secretario adjunto.

Del encuentro participó también la comisión local de la AOT y la reunión sirvió para “poner todo sobre la mesa”, es decir, exponer la situación de precarización laboral dentro de la firma y la persecución sindical “constante” que denuncian los empleados luego de que en reiteradas oportunidades el dueño de Textilana les aplicara importantes descuentos salariales por realizar asambleas.

A esta realidad se sumó una reciente ola de desafiliaciones que promovió a modo de “chicana” el propio Todisco, según informaron los delegados de la fábrica: concretamente el empresario convocó a algunos de los trabajadores precarizados y los incitó a desafiliarse del gremio, bajo amenazas que aludían al peligro del cierre de la fábrica y la posibilidad de quedarse sin puesto de trabajo si continuaban en el gremio.

Según precisaron fuentes de la fábrica al portal Qué, Todisco habría impulsado cerca de 90 desafiliaciones entre trabajadores de distintas áreas de la planta y alrededor de 40 cartas documento dirigidas al gremio que el empresario les hacía firmar a los empleados con “argumentos muy cuestionables”.

Sin embargo, los detalles más sobresalientes de esta reunión en la que los trabajadores volvieron con “el apoyo gremial” de la conducción nacional de la AOT, se darán a conocer este martes 19 de abril, para cuando está prevista una asamblea en la puerta de la empresa que se concretará a partir de las 14, horas después de un importante encuentro que tendrán por la mañana en la sede regional del Ministerio de Trabajo de la Nación.

La asamblea permitirá abrir el diálogo para trasmitir las últimas novedades y reforzar las acciones para lograr que el empresario reciba a los delegados de la fábrica (jamás lo hizo) en pos de recuperar los derechos laborales ultrajados, evitar que continúen aplicándose descuentos injustificados, garantizar la cobertura médica (hoy ausente), ganar los salarios establecidos por convenio y avanzar en más conquistas pendientes.