Peajistas levantaron las barreras contra incumplimientos salariales

Peajistas levantaron las barreras contra incumplimientos salariales

Trabajadores de la empresa Vial Santa Fe, concesionaria de la autopista Santa Fe-Rosario, levantaron las barreras de los peajes en tres turnos de cuatro horas, en reclamo del cumplimiento de acuerdos paritarios en relación a sus salarios.

La medida, a cargo de los afiliados al Sindicato Único de Trabajadores Viales (Sutracovi), fue implementada en los dos peajes de la autopista de 7 a 11, de 17 a 21 y de 22 a 02, en el marco de un plan de lucha iniciado la semana pasada.

Voceros gremiales indicaron que, en mayo pasado, hubo un acuerdo salarial entre la empresa Arssa (por entonces concesionaria de la autopista) y el Sutracovi, consistente en un 17 por ciento de aumento no remunerativo con vigencia al 31 de agosto y con la promesa de que, a partir de septiembre, esa cifra se incorporaría al básico junto a los porcentajes correspondientes a las cargas sociales.

De acuerdo a las mismas fuentes, Vial Santa Fe “se niega a reconocer el acuerdo”, con lo cual los trabajadores reclaman que están cobrando salarios con un básico de 1.400 pesos menos que el que deberían si se aplicara lo acordado.

Vial Santa Fe es un fideicomiso creado por decreto por el gobierno de la provincia para operar en la autopista Santa Fe-Rosario, denominada Brigadier López, tras reemplazar a la concesionaria Arssa.

Por un año, el Banco Municipal de Rosario es el administrador del fideicomiso, por lo cual cobra el 2 por ciento de los ingresos ordinarios.

Desde el gobierno, el administrador de la Dirección Provincial de Vialidad, Pablo Seghezzo, dijo hoy que “es mucho el esfuerzo que ha hecho el gobierno provincial por mantener las fuentes laborales y (los trabajadores) se descuelgan con un pedido de pauta salarial que se aleja mucho de los aumentos de los empleados provinciales”.Trabajadores de la empresa Vial Santa Fe, concesionaria de la autopista Santa Fe-Rosario, levantaban hoy las barreras de los peajes en tres turnos de cuatro horas cada uno, en reclamo del cumplimiento de acuerdos paritarios en relación a sus salarios.