Paralizan textilana contra despidos y aumento de ritmos de trabajo

Paralizan textilana contra despidos y aumento de ritmos de trabajo

La firma destruyó casi 100 empleos en los últimos meses y cerró un turno. Ahora renueva el sistema de producción y aumenta los ritmos de trabajo. Las empleadas paralizan la actividad y denuncian que su salud está en riesgo.

Las mujeres trabajadoras de la empresa Textiliana de Mar del Plata vuelven a exigir mejoras en sus condiciones laborales. Y no es la primera vez que ponen el grito en el cielo por los ritmos infernales de trabajo, ya lo hicieron el año pasado. Para septiembre de 2018 llevaban varios meses reclamando por la implementación de un nuevo sistema de producción con el cual se confeccionan las prendas.

Es que el nuevo proceso requiere de un mínimo de trabajadoras, en celdas de tareas y polifuncionalidad de cada empleada. En el último tiempo, más de 80 personas fueron despedidas.

Tal situación se fue intensificando en pos de mantener el nivel de producción con menos mano de obra, con lo cual, lógicamente, termina por afectar la salud de las operarias. Por ello resolvieron, en asamblea, retener tareas hasta tener alguna respuesta.

“Denunciamos el sistema de producción mediante celdas implementado por la empresa el año pasado, que implica una mayor precarización laboral, obligando a cada obrera a realizar tareas que antes correspondían a cuatro personas, afectando nuestra salud física y mental”, aseguraron en un comunicado.

Además piden un bono de cuatro mil pesos por quincena para todos los trabajadores y revisar el sistema de producción.

Por otra parte denunciaron el cierre de un turno y despidos realizados durante el año pasado. Según cuentan las operarias, de 525 trabajadores que había a principio de año no quedan más de 430 personas. La mayoría de las despedidas son mujeres a cargo de familias y chicas jóvenes.