Para cuidar los bolsillos de los trabajadores, en San Luis crean un mercado obrero

Para cuidar los bolsillos de los trabajadores, en San Luis crean un mercado obrero

En Villa Mercedes la CGT local creó un mercado para que los afiliados accedan a una canasta de calidad a un costo justo. Se eliminan intermediarios y los precios son entre 30 y 40% más bajos que en los supermercados.

La CGT de Villa Mercedes es una de las seccionales más dinámicas de la central sindical y del movimiento obrero en general por estos días. Además de haber conseguido llegar a la vicegobernación de Sal Luis, tras la figura de su secretario General, Carlos Ponce, impulsa iniciativas que buscan trascender lo local y dar respuestas a las nuevas demandas sociales y sindicales.

En ese contexto, desde hace unos meses logró articular un proyecto que venía manejando desde 2014. Se trata de un Mercado Obrero para que los afiliados a los gremios adheridos a la CGT puedan acceder a una canasta de productos de calidad a precios justos.

La idea, que surgió en la UOM a través de su seretario de Organización Jorge Del Sole y fue tomada por la central sindical, se viabilizó a través de la Fundación San Cayetano. La idea madre es la de eliminar los intermediarios que se quedan con gran parte de la renta de comercialización, llevar a la mesa productos de la canasta básica a precios accesibles y establecer un vínculo directo del productor al consumidor.

Las primeras estimaciones indican que los productos comercializados en el Mercado Obrero presentan precios, hoy, que están entre el 30 y el 40 por ciento por debajo del que se encuentra en cualquier supermercado. “El objetivo es que los compañeros tengan un beneficio real en el bolsillo”, indicó a InfoGremiales Luis López, coordinador del proyecto.

El Mercado, que está ubicado en la zona céntrica de Villa Mercedes, ya llamó la atención de muchos dirigentes sindicales y sociales. La experiencia, única en el país, tiene pensada su expansión a otros puntos de San Luis y recibió visitas de gremialistas de Córdoba, Mendoza y Buenos Aires que se interesaron en su funcionamiento.

La iniciativa, motorizada y sostenida por el trabajo militante de delegados y dirigentes gremiales, “termina siendo un incremento de sueldo adicional para el trabajador y además colabora con los pequeños y medianos productores que también son trabajadores”, concluyó López.