Otra de la Gendarmería en Chubut: apretó trabajadores para que levantaran una huelga

Otra de la Gendarmería en Chubut: apretó trabajadores para que levantaran una huelga

Todavía cuestionada por su accionar en el caso Santiago Maldonado, la Gendarmería amedrentó y obligó a levantar una huelga a trabajadores de Luz y Fuerza. Los acusó de cortar de manera “dolosa” el sumistro y cerró los pasos fronterizos.

El Sindicato Regional de Luz y Fuerza de la Patagonia manifestó su enérgico “rechazo, preocupación y repudio” frente a las acciones y comunicados realizados por el Escuadrón 38 Río Mayo de Gendarmería Nacional, que hace pocos días anunció que debía cerrar un paso fronterizo debido al paro de trabajadores de la Cooperativa local, a los que acusó de “cortar de manera dolosa la energía”.

”No compete a las fuerzas de seguridad juzgar o calificar el accionar de las personas, mucho menos descalificar el ejercicio de derechos constitucionales como es el derecho a huelga”, expresó Luz y Fuerza en un comunicado.

“Más allá de las interpretaciones que puedan surgir de la oscura expresión ‘interrupción dolosa del servicio eléctrico’, puesta esa frase en este contexto solo puede ser considerada como un intento de amedrentamiento. En primer lugar porque es emitida por una fuerza de seguridad; en segundo término porque es adjudicada a trabajadores que habrían estado haciendo ejercicio de un derecho constitucional; y, por último, porque por ello se pretende responsabilizar a esos trabajadores del cierre de dos pasos internacionales”, agrega el parte gremial de la organización que encabeza Héctor González, también integrante del Consejo Directivo de la CGT.

“La situación se agrava aún más cuando el mismo Escuadrón posteriormente se arroga la facultad de ‘consultar’ a los trabajadores sobre la medida y expone en un nuevo comunicado los alcances de esa medida, supuestamente dados a conocer por esos trabajadores”, señalan sobre el texto que difundido “a la comunidad”.

“No puede más que interpretarse esa ‘consulta’ como un apriete y ese comunicado como proveniente de quien se promociona como el solucionador de un problema”, agregan los lucifuercistas.

El accionar de Gendarmería en la provincia está en cuestión desde el 1° de agosto del año pasado, cuando en el marco de un desproporcionado y violento operativo desapareció Santiago Maldonado. El resto de lo ocurrido es historia conocida. La protección del Gobierno nacional ante las evidentes irregularidades en el accionar de la fuerza represiva y el respaldo ante los abusos, provocan que otra vez se cometan excesos.

“Sin ánimos de entrar en paralelismos exagerados, resulta imposible no comparar este tipo de situaciones con las más oscuras épocas de la Argentina. Una fuerza de seguridad que se arroga la potestad de juzgar el accionar de trabajadores que ejercen su derecho a huelga, los hace responsables del cierre de dos pasos internacionales y luego se jacta de haber intervenido para acotar la medida”, concluye el comunicado.