Metrodelegados en horas de definiciones

Metrodelegados en horas de definiciones

Un plenario de los Metrodelegados definirá los próximos pasos gremiales. Se espera, también, una oferta superadora de Metrovías. Mientras tanto la oposición presiona para endurecer las protestas.

Un plenario de delegados y de conducción de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp) analizará hoy los pasos a seguir a partir de la semana próxima en demanda de una recomposición salarial paritaria, aunque habrá debates cruzados entre el oficialismo y la oposición del gremio sobre esa estrategia, indicó Claudio Dellacarbonara.

En realidad y, según señaló el dirigente a Télam, las posiciones “están encontradas” entre el oficialismo de Roberto Pianelli, Néstor Segovia y otros integrantes del sector, que plantea la conveniencia de alcanzar un acuerdo paritario sin conflicto, y la oposición de la minoría, que exige “un verdadero plan de lucha”.

El debate convocado por la conducción del sindicato, que lidera Pianelli, comenzará a las 12 en la sede de Carlos Calvo al 2.300, en la Capital Federal, y promete ser “movido”, ya que el oficialismo -según Dellacarbonara- desea un acuerdo y la oposición “la convocatoria a medidas de acción”.

El dirigente sindical -que integra la conducción por la minoría junto con otros dos representantes de ese espacio- aseguró que en el plenario general habrá “posiciones divididas” porque “el oficialismo quiere el acuerdo y evitar el conflicto gremial por expresa orden de Cristina Fernández de Kirchner”.

“El verdadero problema de fondo del gremio pasa por definir la política sindical y no solo salarios y condiciones laborales. Es decir, quién la ejecuta: si la Agtsyp o la UTA, un sector absolutamente minoritario en la actividad y sin personería”, expresó.

Dellacarbonara explicó que entre hoy y mañana la concesionaria Metrovías debería responder “el reclamo gremial de recomposición digna de los salarios” y, entre otras cosas, difundir “una resolución” por la que abonaría sumas de dinero que “se acoplarían a las demandas de los trabajadores”.

“Esa forma de destrabar un posible conflicto en las seis líneas de subterráneos y el Premetro posibilitaría un acuerdo paritario anualizado del 26 por ciento y en un solo tramo, contrariamente a lo firmado en la primera audiencia del 31 de julio último por la Unión Tranviarios Automotor (UTA), que aceptó un 22,8”, afirmó.