Metrodelegados denuncian que Larreta y Metrovías busca destruir las formaciones con material cancerígeno

Metrodelegados denuncian que Larreta y Metrovías busca destruir las formaciones con material cancerígeno

Los trabajadores denunciaron que Metrovías y SBASE quieren destruir los coches que contienen el mineral cancerígeno. En un principio habían negado su toxicidad y ahora buscan eliminarlas.

Se realizó una conferencia de prensa en la sede de la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP) y allí los metrodelegados denunciaron que la empresa Metrovías y SBASE quieren destruir los coches CAF 5000 que contienen el mineral cancerígeno, asbesto, más conocido como amianto.

Hace algunos meses los trabajadores alertaron que los trenes comprados en Madrid por el Gobierno del ex  Jefe de Gobierno, Mauricio Macri, contenían piezas y accesorios con asbesto que ya causó una muerte por cáncer a un operario del Metro de Madrid y otros cinco se encuentran enfermos  en observación.

Luego de la detección de amianto en las formaciones CAF 5000, se analizaron los manuales que confirmaban la presencia  de este  componente prohibido en el país desde hace décadas.

Los Metrodelegados enviaron a analizar a expertos  otros componentes y los técnicos descubrieron  que también hay partículas de asbesto en los coches de la línea C y E y Mitsubishi de la B. También en instalaciones fijas del Subterráneo como escaleras mecánicas y techos de vestuarios de los trabajadores.

“Si pretenden llevarse los trenes de manera unilateral, nosotros no descartamos en tomar medidas de fuerza y autodefensa. Exigimos que Metrovías y SBASE  examinen las piezas y luego que los compañeros sean enviados a realizarse los estudios específicos de manera regular,  porque la asbestosis puede tardar décadas en manifestarse en el cuerpo de los que manipularon las piezas”, explicó el secretario General, Roberto Pianelli ante los medios de prensa.

Cabe recordar que a principios de año SBASE negó y descartó la existencia de este peligroso material, cuyo uso está  prohibido desde 2003, en los vagones que circulan en la red local. Sin embargo, la confirmación de asbesto propició que se realizara una comisión especial para evaluar las condiciones de toda la flota de ese modelo, que ya empezó a ser sometida a evaluaciones. Si bien estuvimos a disposición de conformar esta comisión en la Subsecretaria de Trabajo, tanto Metrovias como SBASE impidieron avanzar en la concreción de la toma de muestras.