La CGT preocupada por una posible reforma previsional

La CGT preocupada por una posible reforma previsional

L CGT señaló su “preocupación” ante “una posible reforma previsional a partir de la sanción de la Reparación Histórica”. Además señaló la creciente pérdida de poder adquisitivo del salario.

En una rueda de prensa posterior al encuentro del consejo directivo de la central obrera, que se extendió durante casi dos horas en la sede de Azopardo al 800, el secretario de Prensa y Comunicación Jorge Sola (Seguro) explicó que la CGT analizó “la preocupante situación económico-social a partir de la pérdida de poder adquisitivo que provoca el actual proceso inflacionario”.

La central obrera aseguró que “los jubilados están muy afectados por el incesante aumento del precio de los alimentos” y, en ese sentido, la conducción analizó “la responsabilidad de cada uno de los generadores de la cadena de valores, desde los productores -los que menos ganan- hasta la llegada del producto a la góndola”.

“Los jubilados no deben pagar ganancias. La CGT ratificó que el salario no es ganancia y, mucho menos, para el sector pasivo. Por lo mismo, respaldó el fallo del tribunal que así lo señaló y tiene expectativas en idéntico sentido por parte de la Corte Suprema de Justicia”, puntualizó el dirigente frente a la prensa.

El gremialista subrayó “la preocupación y el alerta” obrero ante “la posibilidad de una reforma previsional promovida por el oficialismo a partir de la sanción de la Reparación Histórica”.

Sola afirmó que “algún proyecto al respecto circula por ahí”, lo que preocupa a “la CGT porque esa iniciativa no ofreció los resultados previstos y, además, la central no tiene información”.

La CGT ratificó hoy su “preocupación” por “la pérdida de poder adquisitivo salarial y de empleo, en especial en el sector de la industria”, y argumentó que “no hay respuestas oficiales a los reclamos ya planteados y tampoco un plan económico definido”.

Sola indicó que el 50 por ciento de los trabajadores continúa percibiendo menos de 10 mil pesos mensuales, y aseveró que esa realidad es “un indicador de la generación de mayor pobreza”.

El dirigente del gremio del Seguro, el único que asistió a la rueda de prensa, añadió que aunque la central sindical reanudó de manera oficial el diálogo con el gobierno nacional “no hay ni hubo aún respuestas a las muchas demandas de los trabajadores”.

Al respecto, admitió que el consejo directivo cegetista mantuvo sendas reuniones con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y con el vicejefe de Gabinete de Ministros, Mario Quintana, para analizar “una nutrida agenda de reclamos del movimiento obrero”.

“Con esos funcionarios se analizó, por ejemplo, el llamado Compre Nacional; la posibilidad de crear la Agencia Nacional de Evaluación Tecnológica para incorporar al Plan Médico Obligatorio (PMO) dispositivos de diagnóstico y tratamiento novedosos -que el gobierno decidiría por decreto-, el Plan Empalme y el blanqueo laboral para más de 4 millones de trabajadores en negro”, dijo Sola, aunque aclaró que aún “no hubo respuestas concretas”.

En relación con el Plan Empalme, Sola indicó que los beneficiarios de planes sociales deben tener trabajo decente y genuino, aunque señaló que para alcanzar esa etapa “se requiere crear verdadero empleo e inversiones productivas que, por ahora, no existen, por lo que las buenas intenciones no se observan en la realidad”.

El dirigente admitió que la CGT analizó con Triaca y Quintana la norma de prevención de Riesgos del Trabajo y la posibilidad de concentrar en una única cartera de Estado los cursos de capacitación y de oficios, hoy distribuidos en siete dependencias.

El consejo directivo de la CGT se solidarizó con “la lucha salarial de los trabajadores metalúrgicos”, que ayer se movilizaron de forma masiva en reclamo de un aumento salarial del 30 por ciento en paritarias, y designó a la delegación que participará en Ginebra, Suiza, en la 106° Conferencia Anual de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), entre el 5 y el 16 de junio, que será encabezada por el constructor Gerardo Martínez.

El jefe de la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA) y secretario de Relaciones Internacionales de la CGT expondrá en la asamblea de la OIT el 7 de junio próximo en representación de los trabajadores y, según Sola, se referirá al futuro del trabajo decente -uno de los temas a debatir este año por la Conferencia-, a la realidad económica argentina y a “la intromisión del gobierno nacional en la vida interna de algunas organizaciones gremiales”.

Además, Martínez será reelecto otra vez como integrante del Consejo de Administración del organismo laboral tripartito.