El michelismo rechazó “el intento de ruptura”

El michelismo rechazó “el intento de ruptura”

El michelismo repudió la escisión de la ahora denominada CTA Perón, argumentando que debilita al movimiento de los trabajadores, defendió su legitimidad  y su política de unidad en la acción.

Con el elocuente título de “La CTA Autónoma no se divide”, la central comandada por Pablo Micheli emitió un comunicado firmado por representantes de todo el país en el cual critican la ruptura liderada por Peidro, Godoy y Víctor De Gennaro.

“En nuestro carácter de directivos del Comisión Ejecutiva Nacional, de secretariados provinciales, de gremios y de organizaciones sociales que constituimos la Central, expresamos nuestro rechazo al intento de ruptura que protagonizan algunos dirigentes en estos días”.

Además argumentaron que la escisión, “consciente o inconscientemente”, “debilita a los trabajadores y trabajadoras que luchan y beneficia a la política gubernamental”.

“Los intentos de ruptura de un grupo de compañeros y compañeras que, sin querer dar la discusión interna tomaron la determinación de trasladarse a otro domicilio, es un nuevo capítulo en el camino de desconocer la voluntad soberana de los miles de trabajadores y trabajadoras que votaron en las últimas elecciones de la CTA-A”, afirmaron.

Defendieron “la unidad en la acción” como necesaria cuando es señalada como “la principal diferencia que parecen esbozar como irreconciliable quienes apoyan al sector rupturista de nuestra CTA-A”.

Por último, se pronunciaron de la siguiente manera: “No seremos parte de una nueva división del movimiento de los trabajadores/as, no resignaremos nuestra identidad autónoma y no cejaremos en nuestra política de unidad de acción que es lo más solicitado por millones de trabajadores/as para luchar contra las políticas neoliberales con un grado mayor de efectividad”.