El empleo privado creció en 9 provincias y se contrajo en 15 en la era Macri

El empleo privado creció en 9 provincias y se contrajo en 15 en la era Macri

Un estudio de la UCES reseña que desde que asumió Macri -el 10 de diciembre de 2015- el empleo privado se expandió en nueve jurisdicciones y se contrajo en 15, arrojando un resultado negativo del 0,6%.

“La Argentina arrastra un largo período con estancamiento agregado del empleo privado y subibaja de los salarios por la constante pérdida de productividad laboral y empresaria, producto de la ausencia de políticas oficiales de largo plazo”, resalta un nuevo informe del Instituto de Estudios Laborales y Sociales de la UCES.

En ese sentido, señala que desde que asumió el nuevo Gobierno -el 10 de diciembre de 2015- la expansión del empleo privado subió en nueve jurisdicciones y se contrajo en 15, arrojando un resultado negativo del 0,6%.

Aumentó en La Rioja 3,5%; Tucumán 2,7%; Catamarca 2,3%; Jujuy 1,8%; La Pampa 1%; Corrientes y Santa Fe 0,6%; Chaco 0,3% y Córdoba 0,2%; y se contrajo en Tierra del Fuego 12,1%; Santa Cruz 10,5%; San Luis y Formosa 8%; Río Negro 4,9%; Neuquén 4,3%; Chubut 3,5%; Salta y San Juan 2,1%; Santiago del Estero 1,2%; Buenos Aires 0,6%; Mendoza y Misiones 0,5%; y en menor medida en Entre Ríos y Ciudad de Buenos Aires”.

En tanto, el estudio destaca que “el desempeño histórico, pero particularmente desde el cambio de Gobierno en diciembre de 2015, que posibilitó normalizar las estadísticas oficiales, revela una notable heterogeneidad, con aumentos y bajas muy apreciables en términos de jurisdicciones y rubros, luego de un largo ciclo de estancamiento de la actividad agregada”.

No obstante, sostiene que en los primeros cinco meses de 2017, catorce jurisdicciones registraron expansión del empleo privado y diez, un declive (un saldo positivo del 0,4%).

Respecto de la deinámica de los salarios, IDELA informó que en un año y medio de gestión (hasta mayo de 2017), el poder de compra de las remuneraciones bajó en todos los grandes rubros.

Observó que en los últimos 7 años el promedio, a marzo, aumentó más que la inflación en cinco; las excepciones correspondieron a 2014 y 2016, casualmente después de las elecciones legislativas de 2013 y presidenciales de 2015, cuando se incentivó el consumo como estrategia de campaña del partido gobernante.

“Y si bien en el balance de un año y medio de gestión, hasta mayo 2017, el poder de compra de las remuneraciones bajó en todos los grandes rubros, en el caso puntual del dato a mayo, respecto de igual mes del año previo, sólo se mantuvo con variación negativa en el sector financiero, aunque habría sido la consecuencia de una suba puntual un año antes de más de 15 por ciento”, añadió.

Asimismo, destacó que de la variación del promedio de los salarios en 15 grandes ramas de actividad que concentran a más de 50 rubros, en “todos aumentaron menos que la inflación desde diciembre de 2015, y en 12 en el promedio de los primeros cinco meses”.