Científicos pasaron la noche en el Ministerio de Ciencia contra los recortes en Conicet

Científicos pasaron la noche en el Ministerio de Ciencia contra los recortes en Conicet

Científicos e investigadores realizan una toma pacífica del Ministerio de Ciencia y Tecnología en rechazo a los recortes en el Conicet. Temen por el futuro de 450 científicos. Hoy al mediodía deciden como continúan.

Científicos, investigadores y docentes universitarios ocuparon ayer nuevamente la entrada del ministerio de Ciencia y tecnología que encabeza Lino Barañao, en el barrio de Palermo. Lo hicieron en momentos en los que se encontraba el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología sesionando y sostendrán la toma, al menos, hasta hoy al mediodía cuando una asamblea decida como seguirá el conflicto.

Los científicos denuncian que se está incumpliendo el documento que subscribieron en diciembre, después de la toma de cinco días del Ministerio de CyT, cuando lograron la extensión de las becas por un año para los 500 empleados despedidos y la reinserción de los afectados en el Conicet en universidades nacionales o en otros organismos públicos descentralizados.

“La mesa de seguimiento en el ministerio fue un nuevo fracaso”, anunciaron los investigadores.

El ministerio no asegura los puestos de trabajo para los despedidos y no dio lugar a los reclamos de los afectados que llevaron tres puntos: Garantizar la continuidad laboral cuando terminen los dos años; Equiparar los salarios a los de carrera CONICET; Asegurar el financiamiento para las lineas de investigación.

Alan Szalai, integrante de Jóvenes Científicos Precarizados señaló a Diario Pulse que mantuvieron “una reunión con las autoridades del ministerio por los 500 despidos del Conicet del año pasado. Evalúan incorporarlos en universidades nacionales pero no cumplen requisitos mínimos de estabilidad y salarios con los cuales se habían comprometido en diciembre”.

“Faltando 20 días para que se termine el plazo para la incorporación, no dan respuestas y los afectos no ven soluciones”, indicó.

En tanto, la Policía se apostó en los alrededores del organismo de manera desafiante. En la toma anterior, efectivos ingresaron con bastones en mano y armas largas.