Bergman accedió a revisar los despidos y los trabajadores levantaron el acampe

Bergman accedió a revisar los despidos y los trabajadores levantaron el acampe

El Ministerio de Ambiente se mostró dispuesto a revisar los despidos, y el viernes se reunirá con delegados de ATE, que reclaman la reincorporación de los 28 trabajadores. Más temprano habían militarizado el edificio.

La reunión del viernes tendrá la mediación de la Defensoría General del Pueblo y será el primer paso para buscar una vía de solución a un conflicto que ya llevaba más de una semana.

Hugo Bellón, secretario de Organización de ATE Capital, le confirmó a la agencia oficial Télam que hubo avances en las últimas horas y que el Ministerio, representado por su jefa de Gabinete, Patricia Holzman, se comprometió a “revisar” algunos de los contratos que se dieron de baja en los últimos días de diciembre.

En declaraciones radiales, sin embargo el propio Bergman pareció echar más leña al fuego. El ministro aseguró que “no se trata de despidos”, que la potestad de renovar o no contratos de la planta transitoria es de las autoridades ministeriales y que además forma parte de la decisión presidencial de reducir en un veinte por ciento los cargos políticos en todos las áreas del Estado.

“Aquellos que son agentes transitorios, que no son ni planta permanente ni están en relación de dependencia, tienen en este tipo de contratos un artículo, el 9, que regula que la propia administración puede disponer de la no renovación”, sostuvo.

Además, consideró que hay “connotaciones político-partidarias” en las medidas de fuerza impulsadas por los delegados de ATE, que acampaban en la sede ministerial como protesta, y la contrastó con la labor del otro gremio, UPCN, cuyos delegados “no realizan ni actos violentos y tampoco ponen en riesgo a nuestros funcionarios ni al bien público”.

Desde ATE explicaron que “de ningún modo se trató de una toma del Ministerio”, sino que veinte trabajadores llevaron adelante “una asamblea permanente y pacífica que había sido acordada con autoridades” de la cartera, y, en todo caso, a Bergman “lo tienen mal informado”.

También repudiaron la presencia de fuerzas de seguridad en el lugar: “Fue más que un exceso. Había sesenta agentes de infantería, armados con rifles, patrulleros y camiones afuera. Así se hace muy difícil mantener un diálogo. Y de hecho, la Defensoría General del Pueblo ofició de garante anoche”, sostuvo Bellón.

El ministro, en tanto, también anunció que irá a la Justicia para que determine si es válida o no la medida de fuerza de “pernoctar” en el Ministerio, y agregó: “No hubo ni desalojos, ni actos de represión”, sólo “un vallado de protección” para resguardar el edificio.

Añadió que el año pasado se formuló otra denuncia desde el Ministerio contra un delegado del gremio estatal que habría irrumpido en un despacho y en la sala de reuniones, amenazando a su jefa de Gabinete y “profanando los atributos de la investidura presidencial” al descolgar un cuadro con la imagen del presidente Mauricio Macri.

En tanto, ATE señaló que considera “despidos” los setenta contratos que fueron dados de baja en l Ministerio de Defensa, y aseguró que no hay “ningún tipo de diálogo” con el ministro del área, Oscar Aguad, “algo a lo que ya nos tiene acostumbrados”.