Por no garantizar la libertad sindical, la Justicia suspendió el proceso electoral de Comercio

Por no garantizar la libertad sindical, la Justicia suspendió el proceso electoral de Comercio

Había sido convocada para mañana por Armando Cavalieri. La justicia constató irregularidades en su llamado y advirtió que su realización no garantizaría el derecho de libertad sindical.

Un fallo del Juzgado Nacional de Primera Instancia del Trabajo N° 76, con la firma del Juez Fernando Alfredo Vilarullo, anuló hoy la asamblea extraordinaria que Armando Oriente Cavalieri había convocado para mañana con el propósito de dar inicio al proceso electoral en el Sindicato de Empleados de Comercio (SEC). Se trata de un duro revés para el líder mercantil que dirige desde 1986 los destino del gremio y empieza a transitar su momento de mayor incertidumbre.

El magistrado hizo lugar a una presentación de la oposición y constató que en la reunión de la Comisión Directiva de la entidad sindical que hizo el llamado a Asamblea, no habrían sido debidamente notificados cinco de sus integrantes, todos parte del armado opositor a la conducción:: Ernesto Molina, Alberto Aldeco, Ramón Muerza, Christian Giménez y José Medina.

En el fallo de Vilarullo también se señala que “el lugar elegido (“Parque Norte”) carecería de las mínimas condiciones de seguridad para garantizar la celebración de la Asamblea Extraordinaria, desde que consistiría en un predio notoriamente insuficiente para albergar a la cantidad de afiliados que se prevé participará del evento (aproximadamente 24.000 afiliados, equivalente al 30% del padrón), impidiendo que muchos de ellos puedan acceder al mismo y restringiendo así sus derechos a participar de la vida interna del sindicato”.

Por esos motivos, el juez ordenó la suspensión de la convocatoria a la Asamblea General Extraordinaria de Afiliados y dispuso que dentro del plazo de quince días se reúna la Comisión Directiva del sindicato con citación de todos sus integrantes, a fin de tratar lo atinente a una nueva convocatoria. El escrito pone a Cavalieri bajo apercibimiento de aplicar astreintes de $ 5.000 por cada día de demora.

La resolución judicial cae como un bombazo en la principal elección gremial del año. Lo que está en juego, en la asamblea en cuestión, es nada menos que el control del organismo que manejará los designios de los comicios y será el encargado de determinar si efectivamente los empleados de Comercio lograrán acceder al voto en los lugares de trabajo, o se mantendrán alejados de la posibilidad de elegir, como en las últimas décadas.

A horas de dar el pitazo de largada para la carrera electoral, el fiscal federal Guillermo Marijuan ya había dado a conocer una investigación preliminar en la que se detectaron irregularidades en los padrones, en los que figurarían afiliados de otros sindicatos y también personas fallecidas. Sospecha que el oficialismo sustrajo datos de la ANSES para conformar padrones truchos.

Además, el fiscal cree que la elección de Parque Norte, como espacio para realizar la asamblea, era parte del plan para obturar la participación de la oposición. Concretamente lo que especulaba Marijuan es que Cavalieri planeaba colmar el lugar antes de la hora de la convocatoria, para no permitir el ingreso de los opositores y garantizarse, así, el control absoluto de las comicios.

Adicionalmente, en base a la información reunida hasta el momento, el fiscal federal tiene comprobado que el líder de Comercio viene sosteniendo aceitados contactos con la barra brava del Club Atlético Boca Juniors. Esos encuentros serían para garantizar la “custodia” de Parque Norte y clausurar el ingreso de afiliados y delegados de la oposición.